Quetzalcoatlus, la criatura más grande que jamás haya volado.

Importante aportación de datos para todos aquéllos interesados en los dinosaurios y/o la evolución.

Ciencia Histórica

Si la memoria no me falla, la primera vez que vi un Pterosaurio fue en una de las múltiples adaptaciones que el cine ha hecho de la grandiosa novela de Sir Arthur Conan Doyle, El Mundo Perdido. A pesar de la primitiva calidad de los efectos especiales, cualquier chaval de seis o siete años quedaba impresionado con aquellas criaturas volantes de picos maléficos y enormes y puntiagudas alas, entre muchos de los otros dinosaurios reales o inventados que formaban parte del elenco. Ya en la versión televisiva de los años 70, recuerdo un episodio en el que uno de estos bichos alados raptaba a uno de los hijos del protagonista, convirtiendo el rescate en un recurso para dotarle de una trama inverosímil a dicho capítulo, pues yo ya sabía que los humanos y los dinosaurios no habían convivido en el tiempo y el espacio, y que los pterosaurios conocidos hasta…

Ver la entrada original 812 palabras más

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: