NIBIRU

NIBIRU ¿REALMENTE AMENAZA A LA TIERRA?

© condiciones al final

ZECHARIA SITCHIN, NIBIRU Y LOS ANUNNAKIS

ADVERTENCIA:  Si empiezas a leer este post, por favor termínalo, de otra manera te podrías quedar con una idea errónea.  Si eres impresionable, es preferible que no lo leas
 
 

EL PLANETA X O DUODÉCIMO PLANETA

Una gran cantidad de desastres naturales  están ocurriendo en nuestro planeta, por lo que  muchas personas afirman que es debido al acercamiento de Nibiru, también conocido como El Duodécimo Planeta o el Planeta X, (algunos dicen que es el astro mencionado en la Biblia como Ajenjo o Wormwood)  y que muchos expertos advierten que podría causar una catástrofe mundial.
 
Dicen las teorías conspiratorias que los astrónomos y los científicos están realizando un seguimiento de Nibiru, aunque esta información se mantiene oculta al público como parte de una conspiración mundial.
 
Según los conspiranoicos (con todo respeto), ya en 2009 Nibiru era visible a simple vista desde el hemisferio sur, ya estamos en 2014  ¿debemos preocuparnos?

Hagamos un poco de historia:

 

ZECHARIA SITCHIN Y SUS CRÓNICAS DE LA TIERRA

 

Zecharia Sitchin ((Bakú, Azerbaiyán, 11 de julio de 1920 – Nueva York, Estados Unidos 9 de octubre de 2010)[i]   levantó una gran controversia con la publicación de su libro “El Duodécimo Planeta” en 1976.

En este y en sucesivos libros (Crónicas de la Tierra), Sitchin presentó sus traducciones de antiguos textos sumerios que contaban una historia increíble sobre los orígenes de la humanidad en el planeta Tierra, una historia muy diferente a la explicada en la escuela y en la Biblia, ya que va tanto contra la teoría de la Evolución, como contra la creación de Adán y Eva, según el Génesis de la Biblia.

NIBIRU

Los antiguos textos cuneiformes, algunas de las escrituras más antiguas conocidas que datan de hace unos 6.000 años (tal vez copiadas de otras más antiguas), explicaban la historia de una raza de seres llamados los Anunnaki, que  vinieron a la Tierra desde un planeta de nuestro sistema solar llamado Nibiru.

Resulta que muchas personas nunca han oído hablar de ello, porque la propia astronomía oficial y ortodoxa no reconoce a Nibiru como uno de los planetas que gira alrededor de nuestro sol.

Ver:

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2014/11/06/nibiru-existe/

 

CATÁSTROFES MUNDIALES

Sin embargo, según el propio Sitchin, su presencia tiene una gran importancia para el pasado y futuro de la humanidad, relacionada con desastres globales que ha causado y causará.

Sabemos que cataclismos mundiales han ocurrido en el pasado lejano, debido a los mitos de todas las culturas y vestigios geológicos y arqueológicos.  

Más datos de  CATÁSTROFES DEL PASADO Y MITOS ANCESTRALES.  en:

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2011/12/31/son-ciertas-las-profecias-del-fin-del-mundo-en-el-2012/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2012/11/29/mitos-del-fin-del-mundo-america/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2012/12/31/ciclos-de-creacion-y-destruccion-del-mundo/

Hay varias teorías sobre esto, las más aceptadas son que se debieron a grandes erupciones volcánicas y/o choques de enormes meteoritos, lo que causó el deshielo de grandes glaciares, que el Sol se ocultara por años, causando la extinción de incontables especies y la muerte de millones de seres vivos.

IMMANUEL VELIKOVSKY

Immanuel Velikovsky tenía la teoría de que muchos de esos desastres fueron causados debido al acercamiento de un cometa que finalmente se convirtió en el planeta Venus (Mundos en Colisión).

Zecharia Sitchin dice que, según las tablillas sumerias, el Diluvio se debió al acercamiento de Nibiru.

En mi opinión, una teoria no excluye a la otra, pues algunos de los cataclismos pudieron haber sido causados por Venus y otros por Nibiru ¿cierto?

ÓRBITA ELÍPTICA DE NIBIRU

La órbita de Nibiru alrededor del Sol es muy elíptica, según los libros de Sitchin, ubicado más allá de la órbita de Plutón en su punto más lejano. Nibiru tarda 3600 años en completar un recorrido orbital.

Orbita eliptica de Nibiru

Orbita eliptica de Nibiru

Si Nibiru penetrara en el Sistema Solar Interior (la zona donde está la Tierra), tendría los efectos de gravedad de un planeta grande moviéndose cerca de los planetas más cercanos al Sol, ya que Nibiru podría causar grandes anomalías en las órbitas de los otros planetas, perturbando el cinturón de asteroides y creando un gran problema al planeta Tierra, como ya los ha causado en sus acercamientos anteriores.

Gran catastrofe causada por acercamiento de un planeta a la Tierra

 ***

LOS ANUNNAKI

La historia de los Anunnaki es uno de los grandes misterios propuesto por los libros de Sitchin.

Hace unos 450.000 años, Alalu, el gobernante de los Anunnaki en Nibiru, escapó del planeta refugiándose en la Tierra. Él descubrió que la Tierra tenía una gran cantidad de oro, necesario para Nibiru en la protección de su ambiente decreciente.

EL ORO TERRESTRE

Debido a la gran cantidad de oro en la Tierra empezaron a extraer oro, peros esto desencadeno una lucha política entre los Anunnaki por el poder.

HOMO SAPIENS CREADO A PARTIR DE MUTACIONES GENÉTICAS Y MEZCLA DE GENES DE PRIMATES Y ANUNNAKIS

Dioses sumerios y ADN

Dioses sumerios y ADN

Hace alrededor de 300 mil años, en su necesidad de mano de obra, los Anunnaki decidieron crear una raza de trabajadores manipulados genéticamente mutando a algunos primates del planeta.

Más datos en:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2013/09/08/el-humano-y-su-extrana-evolucion/ 

Esta “creación” se dio en varias etapas, pues los primeros intentos no dieron los resultados deseados, hasta que mezclaron los genes terrestres con los de los anunnaki.

Ver:

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2013/12/30/anunnaki-crearon-a-los-humanos-videos/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2013/07/13/libro-perdido-de-enki/

extraterrestres creando humanos

extraterrestres creando humanos

El resultado fue el Homo Sapiens, nosotros. 

DiversityHumankind1-nhm.ac_.uk_

DiversityHumankind1-nhm.ac_.uk_

Con el tiempo (y después del Diluvio), la soberanía de la Tierra fue entregada a los seres humanos, al menos por el momento.

Ver:

https://serunserdeluz.wordpress.com/2014/09/01/anunnaki-enki-reptilianos-son-buenos-o-malos-2/

TABLILLAS SUMERIAS, LA BIBLIA, HISTORIA EGIPCIA

LA BIBLIA Ejemplares de la Biblioteca del Vaticano IÑAKI ANDRÉS

LA BIBLIA Ejemplares de la Biblioteca del Vaticano IÑAKI ANDRÉS

Esto es solo el principio de nuestra verdadera creación y que Sitchin relaciona los antiguos escritos sumerios con las historias de los primeros libros de la Biblia y las historias de otras culturas antiguas, especialmente la egipcia.

LA_CREACION

LA_CREACION

Por supuesto, la mayoría de los historiadores, antropólogos y arqueólogos ortodoxos y oficiales consideran que todo lo que dice Sitchin sólo se trata de un simple mito sumerio. 

Pero aunque los supuestos expertos afirmen que solo se trata de una transcripción errónea de la realidad, Sitchin “abrió los ojos” de muchas personas, que incluyen científicos que creen que Nibiru es toda una realidad.

EL PLANETA X

En la actualidad, conocidos astrónomos afirman que existe el Planeta X en algún lugar más allá de la órbita de Plutón, explicando así las anomalías que se detectaban en las órbitas de Neptuno y Urano.

El hallazgo fue publicado el 19 de junio 1982 en la edición del New York Times:

“Hay algo más allá de los confines del sistema solar que se encuentra entre Urano y Neptuno. Una fuerza gravitacional esta perturbando los dos planetas gigantes, provocando irregularidades en sus órbitas. Los equipos sugieren una presencia muy lejos y no visto, de un objeto grande, el planeta conocido como X. Los astrónomos están tan seguros de la existencia de este planeta que ya lo han llamado “Planeta X”, el décimo planeta.”

EL-Cinturon-de-Kuiper

EL-Cinturon-de-Kuiper

Más datos en:

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2014/11/06/nibiru-existe/

¿NIBIRU YA FUE VISTO?

El cuerpo anómalo fue visto por primera vez en 1983 por el IRAS (Satélite Astronómico Infrarrojo), según una publicación del Washington Post:

Ilustracion que representa a un planeta de nuestro Sistema Solar ubicado mas alla de la Orbita de Neptuno

Ilustracion que representa a un planeta de nuestro Sistema Solar ubicado mas alla de la Orbita de Neptuno NASA

“Un cuerpo celestial, posiblemente tan grande como el planeta Júpiter y posiblemente muy cerca de la Tierra y que forma parte de este sistema solar ha sido descubierto en dirección a la constelación de Orión por un telescopio orbital del satélite astronómico infrarrojo de los Estados Unidos. El objeto es tan misterioso que los astrónomos no saben si es un planeta, un cometa gigante, una “protoestrella” cercana que nunca se calienta lo suficiente para convertirse en una estrella, una galaxia distante tan joven que todavía está en proceso de formación de sus primeras estrellas o una galaxia tan envuelta en polvo que ninguna luz emitida por sus estrellas se consigue ver a través.”

.
Pero no todo acaba aquí, los partidarios de Nibiru sostienen que el IRAS ha visto el planeta errante. En otro artículo publicado por el canal de noticias estadounidense MSNBC el 07 de octubre 1999, decía:

.
“Un misterio objeto gira alrededor del Sol. Dos equipos de investigadores han propuesto la existencia de un planeta invisible o una estrella fallida que circunda el Sol a una distancia de más de 3.200 mil millones de kilómetros, más allá de las órbitas de los nueve planetas conocidos… y un científico de la Universidad Abierta de Gran Bretaña, especula que el objeto podría ser un planeta más grande que Júpiter.

.

Discovery News también hizo su propia afirmación sobre la existencia de Nibiru en julio de 2001:

 

“Un gran objeto descubierto en la órbita del sol. El descubrimiento se trata de un extraño objeto de color rojizo en la órbita de Plutón, que ha reavivado la idea de que puede haber más de nueve planetas en nuestro sistema solar. Los descubridores estiman que es más pequeño que nuestra Luna y podría tener una órbita alargada, pero no ofrecieron más explicaciones.”

.
En 2012 varios medios de comunicación como la CNN, NBC, BBC o Al Jazeera informaron sobre la llegada de un misterioso planeta a nuestro sistema solar y que podría tener efectos devastadores. 

La CNN reveló que la propia NASA tenía evidencias sobre este acercamiento:

.
“Según filtraciones anónimas de empleados y científicos de la NASA, un asteroide llamado “Nibiru” va directo hacia la tierra, con posibilidades de hasta un 30% de colisión. Es comprensible que la NASA se mantenga en silencio por el momento para no incitar al pánico, y obtener todos los datos antes de hacer un comunicado oficial.”

.
Incluso muchos expertos afirman que el Vaticano está siguiendo la posición de Nibiru. El famoso Padre Malachi Martin afirmó que cierto departamento del Vaticano, a través de la investigación en su observatorio astronómico, está supervisando la llegada de algo que podría ser “de gran importancia” en los próximos años.

Ver:

NIBIRU Y EL DILUVIO UNIVERSAL

Con la llegada de Nibiru a nuestro sistema solar habría enormes efectos negativos en los demás cuerpos en órbita, incluyendo la Tierra. 

De hecho, la historia Anunnaki dice que Nibiru fue responsable de la Gran Inundación, que quedó registrada en el Génesis, en el que se extinguió casi toda la vida de nuestro planeta. 

.

Yendo aún más atrás, algunos investigadores sospechan que Nibiru (o alguna de sus lunas) incluso impactó contra la Tierra hace millones de años, creando así el cinturón de asteroides y dando lugar a la Tierra como es ahora y a  los enormes océanos de nuestro planeta.

Nibiru, supuesta comparación de tamaño con la Tierra

 (Aclaración: Hercólubus no tiene relación con NIbiru)

Algunos expertos afirman que si la Tierra se encuentra con Nibiru de manera cercana, habrá grandes y catastróficos cambios como los relatados en la propia historia Anunnaki. Inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas, cambio de polos y otras catástrofes naturales serán tan graves que“sólo unos pocos cientos de millones de personas van a poder sobrevivir”

LOS TRES DÍAS DE OSCURIDAD ¿PROFECÍA FALSA?

Incluso se dice que la atracción gravitacional de Nibiru podría detener la rotación de la Tierra por tres días, citando los ya famosos “tres días de oscuridad”registrados en muchas profecías a lo largo de la historia y a los que se ha dado muchas fechas ya pasadas, sin ninguna catástrofe ligada a la oscuridad. 

Esos tres días de oscuridad serían a nivel global y si la rotación se detuviera, en la mitad del mundo sería de día, mientras que la otra permaneciera en la oscuridad.

No digo que la rotación terrestre no podría detenerse debido a la cercanía de Nibiru, pero causaría otros desastres, algunos de los cuales generarían una capa de cenizas que taparían el Sol, pero duraría más de tres días, lo que estoy tratando de decir es que no debemos tener miedo por las “profecías del fin del mundo”, que andan rondando por internet y redes sociales, aunque reconozco que pueden ocurrir tales cataclismos, pero no sabemos ni la causa real ni la fecha (al menos todavía)..

Algunos expertos creen que Nibiru se encuentra cerca, y es por este motivo que están ocurriendo los grandes desastres que sacuden nuestro planeta. Y no es para menos, ya que en los últimos meses hemos podido observar gran cantidad de objetos cayendo del cielo, además de una gran cantidad de asteroides y cometas que se acercan peligrosamente. 

Por otro lado, también hay estudiosos e investigadores que aceptando la existencia de Nibiru y sus periódicos acercamientos han llegado a conclusiones diferentes, pues dicen que Nibiru está a más de mil años de acercarse al sistema solar y la Tierra.

Pero la realidad es que al igual que con cualquier tipo de predicciones, el tiempo será el que  de la razón a unos u otros, aunque esperamos que los que dicen que está lejos tengan la razón.

Mi recomendación:
“No creas todo lo que lees”, si te interesa, busca otras fuentes que te parezcan confiables, investiga.

 _______________________

Bibliografía

Sitchin, Zecharia. EL DUODECIMO PLANETA: . 9ª. Editorial Obelisco, 2002.

Velikovsky, Immanuel. Mundos en Colisión. Primera. México, D. F.: Editorial Diana, 1980.

 

***

Imágenes tomadas de internet, Pinterest  o de los enlaces relacionados.  Creo que no es necesario advertir que algunas fotos, son imágenes actuales, sólo para dar una idea de cómo fueron en aquellos tiempos y lugares.

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando pongas el enlace a él, no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

http://serunserdeluz.wordpress.com/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

__________________________________________

ENLACES RELACIONADOS

http://en.wikipedia.org/wiki/Wormwood_(Bible)

http://bibliaparalela.com/revelation/8-11.htm

http://www.sitchin.com

_______________________

NOTAS PIE DE PÁGINA

[i] Zecharia Sitchin (11 de julio de 1920 – 9 de octubre de 2010 ) Arqueólogo, historiador e investigador. Fue autor de una serie de libros que promueven la teoría de los antiguos astronautas, el supuesto origen extraterrestre de la humanidad y atribuye la creación de la cultura sumeria a los Anunaki (o Nefilim) que proceden del planeta llamado Nibiru en el sistema solar.

Anuncios
Categorías: NIBIRU, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

NIBIRU ¿EXISTE?

¿Nibiru al Descubierto?

Nibiru al descubierto
Ilustración que representa a un planeta de nuestro Sistema Solar ubicado más allá de la órbita de Neptuno, en la periferia estelar del Sistema Solar. (Ilustración por G. Bacon, STScI/NASA)
***

El planeta Nibiru ha vuelto a ocupar las primeras planas de foros, blogs y algunos sitios web de noticias. El culpable de la resurrección de Nibirues un estudio realizado por Rodney Gomes, astrónomo del Observatorio Nacional de Brasil, según el cual un planeta desconocido para los humanos podría estar orbitando escondido en los límites del Sistema Solar.

El estudio realizado por Rodney Gomes fue presentado el martes 15 de mayo en una reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Oregon, Estados Unidos:

“Demasiado lejos para ser fácilmente visto por nuestros telescopios, el probable planeta aún no visto parece hacer sentir su presencia alterando las órbitas de los cuerpos celestes del cinturón de asteroides de Kuiper.” declaró Rodney Gomes.

Para entender la teoría de Gomes necesitamos comprender qué es y dónde se ubica el cinturón de Kuiper.

¿Nibiru en el Cinturón de Kuiper?

El Cinturón de Kuiper, también conocido como Cinturón de Edgeworth-Kuiper, es un grupo de pequeños cuerpos celestes, agrupados en forma circular, que orbitan alrededor del Sol más allá de la órbita de Neptuno.  El cinturón de Kuiper está formado por cuerpos de hielo volátiles compuestos de agua, metano y amoníaco. Se cree que estos objetos son los remanentes del proceso de formación del Sistema Solar.

En el Cinturón de Kuiper existen más de 70,000 objetos de más 100 km de diámetro, entre ellos se encuentran los planetas enanos Plutón, Haumea y Make Make.

El Cinturon de Kuiper NibiruSegun el astrónomo Rodney Gomes, las órbitas de algunos objetos del Cinturón de Kuiper (en verde) son evidencia de que existe un planeta de nuestro Sistema Solar que permanece escondido más allá de la órbita de Neptuno.

El astrónomo Rodney Gomes analizó las órbitas de 92 objetos del Cinturón de Kuiper para determinar si estas tienen una explicación científica de acuerdo a los planetas que conocemos en el Sistema Solar. Gomes encontró seis objetos cuyas órbitas no se pueden explicar de acuerdo a las leyes gravitacionales y a los planetas que conocemos:

“Lo intrigante es que alrededor de media docena de objetos del Cinturón de Kuiper, entre ellos el lejano planeta enano conocido como Sedna, tienen órbitas extrañas comparadas con las órbitas que deberían tener basándonos en los modelos existentes del Sistema Solar.”

Estas órbitas, según Gomes, fueron provocadas o alteradas por un planeta que orbita alrededor del Sol y que aún no conocemos.

Seis órbitas inexplicables

La explicación más probable para las extrañas órbitas de estos objetos celestes es la existencia de un planeta desconocido que orbita muy lejos del Sol pero con una masa tan grande que es capaz de producir efectos gravitacionales en estos objetos del Cinturón de Kuiper.

El astrónomo brasileño explicó que en las simulaciones de las órbitas de estos seis objetos que se realizaron sin incluir a un planeta adicional los objetos no presentaron la órbita que tienen actualmente.

Para Gomes, esta es la prueba de que existe un planeta desconocido orbitando más allá de Neptuno. Estas órbitas serían la prueba de la influencia de este planeta porque aunque no lo podamos ver podemos registrar los efectos de su presencia.

Dimensiones Tierra Neptuno NibiruRodney Gomes sostiene que el planeta que podría estar causando las alteraciones en las órbitas de algunos objetos del Cinturón de Kuiper sería del tamaño de Neptuno. (Foto por NASA)

Basándose en sus cálculos, Gomes especula sobre las dimensiones y ubicación de este planeta. La primera posibilidad es que este planeta sea cuatro veces más grande que la Tierra, casi del tamaño de Neptuno, y orbite a 140 billones de millas del Sol. Es decir, 1,500 veces más lejos del Sol que la Tierra. La segunda posibilidad es que el planeta sea del tamaño de Marte y orbite a 135 billones de millas del Sol.

Las dos posibilidades producirían los efectos gravitacionales necesarios para explicar las extrañas órbitas de los seis objetos estudiados en el Cinturón de Kuiper.

Atrapado por el Sol

Rodney Gomes también trata de explicar los orígenes de este planeta. El planeta desconocido podría haber sido expulsado de su propio sistema estelar y luego, debido a la fuerza gravitacional de nuestro Sol, haber caído en nuestro Sistema Solar; o el planeta podría haber sido parte original de nuestro Sistema Solar y habría sido expulsado posteriormente a causa de las fuerzas gravitacionales de los demás planetas.

Sobre la posibilidad de localizarlo, Gomes sostiene que es muy difícil porque sus cálculos no dan información suficiente sobre su ubicación especifica y los astrónomos no tienen comodeterminar donde empezar la búsqueda.

 

Para algunos colegas de Gomes, como Rory Barnes, este estudio no presenta pruebas suficientes para afirmar que existe un planeta más en el Sistema Solar pero sí nos muestra el camino para encontrarlas:

Gomes ha establecido una forma de determinar cómo ese planeta podría haber esculpido parte de nuestro Sistema Solar. Sí, la evidencia no existe todavía, pero yo creo que el punto más importante es que Gomes nos ha mostrado que hay formas de encontrar esa evidencia.”

Observatorio Brasil 2Los hallazgos del astrónomo Rodney Gomes del Observatorio Nacional de Brasil (en la foto) podrían ayudarnos a comprender mejor el proceso de formación de nuestro Sistema Solar. (Foto por Observatorio Nacional de Brasil)

Hal Levinson, un astrónomo del Instituto de Investigación del Sudeste en Colorado, dice que no sabe que deducir de los hallazgos de Gomes:

“Me sorprende que un cuerpo celeste tan pequeño como Neptuno pueda tener los efectos que Gomes observa pero yo conozco a Rodney y estoy seguro que hizo los cálculos correctamente.”

¿Podríamos estar frente a un indicio de la existencia de Nibiru?

No lo creo.

La terrible sombra de Nibiru

Lo cierto es que Nibiru se ha convertido en el nombre de turno para cualquier objeto celeste desconocido y esto más que apoyar el estudio serio de las teorías de Zecharia Sitchin las caricaturiza.

Nibiru es, fundamentalmente, el nombre que Sitchin ha considerado más apropiado para denominar al planeta de los Anunnaki basándose en su interpretación de las tablillas y sellos cilindro sumerios.

La característica que comúnmente utilizamos para determinar si un cuerpo celeste puede ser considerado como el planeta Nibiru es su larga órbita de 3,600 años. Cualquier planeta cercano al Sistema Solar con una órbita que tenga alrededor de 3,000 años de duración es un posible Nibiru.

Si bien Zecharia Sitchin se atrevió a calcular la órbita de Nibiru (3,600 años) e incluso propuso que esta tiene una inclinación sobre la elíptica del Sistema Solar, esto no es la piedra angular de la investigación y no debería ser el detalle que nos permita discernir si un cuerpo celeste es el planeta Nibiru.

Ver:

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2014/11/03/nuevo-descubrimiento-en-la-constelacion-del-cisne-confirma-la-orbita-del-planeta-nibiru/

Zecharia Sitchin Nibiru Via LacteaPara confirmar las teorías de Zecharia Sitchin necesitamos construir un caso sólido sobre la presencia Anunnaki en las civilizaciones antiguas del planeta Tierra. Tratar de confirmar el trabajo de Sitchin a través de la búsqueda de Nibiru es una empresa casi imposible.

Al ritmo que avanza la astronomía, en los próximos veinte años podríamos encontrar diez nuevos planetas en los extramuros del Sistema Solar que podrían ser considerados como Nibiru.

Es más, el mismo planeta Sedna con su órbita de 10,500 años podría ser Nibiru. Finalmente, 3,600 por tres es 10,800 y Sitchin podría haberse equivocado por unos cuantos miles de años.

No estoy afirmando que Nibiru no existe. Simplemente no tenemos como determinar si alguno de los planetas que detectamos en los límites del Sistema Solar es el planeta Nibiru.

Hasta dónde sabemos, el probable planeta Nibiru podría estar deshabitado. En ese caso, la única forma de confirmar que estamos ante el planeta de origen de los Anunnaki sería esperar cientos de años hasta que este planeta se acerque al centro del Sistema Solar si es que su órbita lo trae a nuestra vecindad cósmica.

En todo caso, al margen de que el posible planeta Nibiru esté cerca o lejos de nosotros, tendríamos que enviar una nave para explorar su superficie en busca de restos de civilización, específicamente restos de los Anunnaki.

Ahora, si el probable planeta Nibiru estuviera poblado por seres extraterrestres podríamos enviar un mensaje de radio para tratar de comunicarnos con ellos. Estos seres podrían confirmar que son los Anunnaki que crearon a la humanidad y convivieron con los sumerios, podrían revelarse como representantes de otra raza extraterrestre o podrían no respondernos dejándonos sumidos en el silencio estelar.

Observatorio Brasil 1El estudio realizado por Rodney Gomes, astrónomo del Observatorio Nacional de Brasil (en la foto), podría ayudarnos a descubrir un nuevo planeta en los extramuros del Sistema Solar. (Foto por Observatorio Nacional de Brasil)

Siendo realistas, estamos muy lejos de poder llegar a la verdad sobre el planeta Nibiru. Por ahora, la búsqueda de los huellas de los Anunnaki en las civilizaciones antiguas terrestres se nos presenta como la posibilidad más cercana para confirmar las teorías planteadas por Zecharia Sitchin.

Lo importante es que estudios como el de Rodney Gomes nos muestran que la astronomía permanece, como una de las pocas disciplinas científicas en las que aún no se respira ese aire enrarecido que expelen las verdades que han permanecido resguardadas en la fortaleza del paradigma de turno.

No se trata de encontrar al planeta Nibiru sino de ser capaces de aceptar la posibilidad de que quizás la historia del Sistema Solar y de nuestro planeta sea más extraña de lo que creemos y estar dispuestos a replantearla frente a los nuevos hallazgos sin prejuicios ni limitaciones.

Fuentes: National GeographicDigital Journal,Observatorio Nacional de Brasil.

Historias relacionadas:

Fuente:

http://losdivulgadores.com/2012/05/nibiru-al-descubierto/

Categorías: NIBIRU, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Nuevo descubrimiento en la Constelación del Cisne CONFIRMA la órbita del planeta NIBIRU

Uno de los últimos exoplanetas descubiertos, bautizado con el nombre de Kepler 63b, confirma la existencia de cuerpos planetarios cuya órbita traza un recorrido perpendicular al ecuador de su estrella. Hasta el momento este tipo de trayectorias como la de Nibiru se tenía por algo imposible pero… una vez más, los hallazgos obligan a cambiar el establishment científico actual.

kepler 63b confirma la orbita del planeta nibiruRecreación de la nasa del planeta Kepler 63b, cuya órbita describe un recorrido totalmente perpendicular.

Un descubrimiento asombroso

Nuevamente, los descubrimientos del ya veterano telescopio espacial Kepler que lleva más de 100 planetas confirmados en 69 sistemas solares distintos en los 4 años a sus espaldas de su brillante hoja de servicios y, del que todavía se espera mucho, han vuelto a sorprender por enésima vez a la comunidad científica internacional. En esta ocasión ha detectado un exoplaneta con unas particularidades orbitales que invitan a la reflexión, el debate y la revisión de algunos conceptos establecidos desde hace algún tiempo en el mismo seno de la ciencia acerca de la dinámica interna de los sistemas estelares. Y es que el protagonista de tal evento, Kepler 63b, se mueve alrededor de su estrella de un modo muy característico, pues su recorrido presenta una inclinación en ángulo recto, eso es de 90°, con respecto al ecuador de la misma.

astrónomo David LathamDavid Latham es astrónomo senior del Observatorio Astrofísico Smithsoniano (SAO) estadounidense. Sus recientes investigaciones se centran en el descubrimiento y caracterización de exoplanetas en tránsito, tanto de la tierra como desde el espacio. Toda la información del hallazgo del Kepler 63b ha sido publicada mediante un artículo en la revista Astrophysical Journal

Siempre según los astrónomos, se daba por hecho que si un planeta posee una desalineación considerable de su itinerario habitual en relación al ecuador de la estrella a la cual circunda, esto resulta un factor fatal que inevitablemente provoca su desestabilizaciónprimero y luego su destrucción. Con lo cual encontrarse con este insólito mundo con una órbita de inclinación tan pronunciada ha sido todo un jarro de agua fría que obligará a replantearse muchísimas cuestiones, abriendo así otro extenso y no menos interesante abanico de posibilidades a tener en cuenta a la hora de seguir buscando otros cuerpos celestes… incluso dentro del sistema solar.

David Latham y su equipo del Centro de Astrofísica de Harvard-Smithsonian afincado en Cambridge han sido los artífices de la revelación; ratificando además que son posibles los planetas con órbitas polares coincidentes con su propio eje de rotación; algo que hasta ahora apenas resultaba una hipótesis bastante improbable y un tanto alocada bajo la óptica contemporánea. El Kepler 63b se encuentra más o menos a unos 600 años luz de la Tierra, en los dominios de la constelación del cisne y, gira alrededor de una modesta estrella muy similar o casi idéntica al Sol, al menos en lo que a masa y temperatura se refiere.

El planeta Nibiru de Zecharia Sitchin

Zecharia Sitchin teorizó sobre el planeta nibiruZecharia Sitchin con la reproducción de una tablilla cuneiforme en las que se basan sus teorías sobre el planeta nibiru y los anunnakis.

Si bien es cierto que su especialidad estaba fuera de los círculos astronómicos y ambientes semejantes, Zecharia Sitchin, a mediados de la década de los 70, publicó el primer libro de una serie de proyectos editoriales que no ha sido poco lo que han dado que hablar a pesar de ser rechazados por el mundo académico. En 1976 vio la luz, bajo el título de “El 12º planeta”, una increíble publicación donde entre otras cosas se postulaba la existencia en el Sistema Solar de un miembro planetario desconocido y no catalogado todavía; su nombre es Nibiru. Al igual que Kepler 63b, Sitchin lo pintaba con una órbita perpendicular al ecuador solar. Y, aunque las ideas controvertidas de este autor resultan bastante discutibles en muchos aspectos, la probable existencia de Nibiru, con más o menos acierto por su parte, viene respaldada por documentos sumerios de más de 3000 años de antigüedadcomo lo son el Enuma Elish, el Mul Apin o los denominados Astrolabios. Todos ellos textos que, presumiblemente se basan en observaciones celestes reales de la considerada primera civilización. Así pues, este planeta oculto habría resultado visible por un breve período de tiempo en el cielo nocturno para nuestros antepasados, coincidiendo con el paso por el punto más cercano al Sol de su amplio y milenario recorrido.

tabla mul apinreproducción de una de las tablas Mul.Apin

Dejando a un lado el resto de planteamientos de Sitchin, este se encontró con dos obstáculos principales a la hora de que la ciencia considerara la posibilidad de la existencia de tal astro dentro de los dominios del Sol en la forma que lo presentaba. El primero de ellos era justo la prominente y subrayada inclinación de la órbita propuesta para un planeta, en este caso Nibiru, de 90°, que hasta ahora se ha tenido por un imposible y que en este momento David Latham y sus colegas acaban de confirmar; no sólo es posible sino que además tenemos una magnífica muestra. Y por otro lado, seguramente con razón a juzgar por los parámetros que a día de hoy se manejan, todavía resulta difícil de digerir para los astrofísicos el concepto de que un planeta se comporte como un cometa, que era el modo en el cual Sitchin nos mostraba a Nibiru, con un recorrido elíptico al estilo de un cometa.

Historia del planeta X

 

Aunque Nibiru como hipotético planeta por descubrir no es nada popular en el mundo científico sino más bien todo lo contrario, para sorpresa de muchos tiene un homólogo dentro de su amparo; se trata del planeta X. A primera vista esta ambigua denominación nos puede recordar al número 10 romano o cierto género de películas bastante populares, sin embargo, se refiere simplemente a desconocido, en concreto a un probable cuerpo planetario situado más allá de Neptuno. Aun así podríamos decir que su historia arranca en el año 1843, justo cuando John Couch Adams, célebre matemático y astrónomo británico, se encontraba estudiando las irregularidades orbitales de Urano. Una de sus conclusiones, a partir de las interacciones gravitatorias detectadas, fue que debía existir un octavo planeta tirando de aquel gigante gaseoso. De este modo se descubrió Neptunopocos años después en 1846, orbitando al Sol a unas 30 unidades astronómicas (UA) de distancia del mismo.

Pero el asombro de los científicos de la época no terminó aquí, pues la órbita del nuevo astro no estaba exenta de anomalías, en consecuencia no tardó a arrancar una búsqueda a la caza de un noveno planeta en el Sistema Solar que, de una forma u otra, sigue vigente en la actualidadPercival Lowell (1855-1916), astrónomo aficionado, empezó a buscarlo en 1905 y lo llamó planeta X. Sin embargo no fue hasta 14 años después de la muerte de Lowell, cuando se encontró otro miembro importante de la corte del astro rey, Plutón, descubierto por Clyde Tombaugh (1906-1997) que metódicamente había seguido los pasos de Lowell. Ambos utilizaban una técnica que consistía en tomar dos fotografías de la misma zona celeste pero en dos días diferentes. La verdad que la empresa resultaba bastante tediosa, cada una de las fotografías contenía entre 50000 y 400000 estrellas y, si al final ambas imágenes resultaban idénticas, sería porque los puntos de luz se correspondían solamente con estrellas. Así pues, al proyectar ambas sobre una pantalla, quedarían perfectamente superpuestas y ninguna estrella o punto de luz se movería. En cambio, si había un planeta entre estas, su luz se movería sobre dicho fondo fijo durante el proceso de alternancia de las imágenes descritas.

Sedna, el penúltimo candidato a planeta Xrecreación de la nasa del planeta Sedna, el penúltimo candidato a planeta X, con vistas a la parte interna del sistema solar donde el sol aparece al fondo casi como una estrella más debido a la gran distancia que les separa.

Como cabría esperar… al final se movería. El 18 de febrero de 1930, Tombaugh se percató de que situado en la constelación de los gemelos había un pequeño objeto que se desplazaba muy lentamente, motivo por el cual debería estar aún más lejos que el propio Neptuno. Antes del transcurso de un mes a partir del hallazgo, se anunció el trascendental descubrimiento de aquel objeto transneptuniano. Se le puso nombre de Plutón al igual que su homónimo dios romano, por aquello de la oscuridad infernal con la que se relaciona este dios de los muertos. No obstante, pronto resultó evidente que el diminuto Plutón no disponía de suficiente masa para explicar satisfactoriamente las alteraciones observadas en la órbita del enorme Neptuno, por lo que la búsqueda del Plantea X no se pudo dar por concluida.

Desde entonces se han encontrado diversos planetas enanos o similares a Plutón, como su satélite Caronte; ambos forman una especie de sistema binario. Pero ha sido durante los últimos diez años cuando se ha engordado significativamente la lista de objetos cuya ubicación reside más allá de Neptuno entre los que destacaría el Sedna por sus particulares peculiaridades. Otros son los Make Make, Hidra, Haumea, Varuna, Eris, Ixión, Quaoar y Orcus. En este sentido, Alan Sternastrónomo y científico planetario en el Instituto de Investigación del Suroeste (SwRI) en Boulder, Colorado, afirmó hace poco que “Cuando se escriba finalmente la historia del Sistema Solar, es mucho más probable que estemos más cerca de los 900 planetas que de los 9 con los que crecimos”. Sin duda una declaración interesante.

Sigue la búsqueda

En la misma línea de investigación acerca del Planeta X pero en tiempos modernos, han saltado a la palestra otras ideas similaresapoyando la existencia de algún objeto transneptuniano de carácter masivo como Némesis o Tyche. Los nuevos estudios de científicos de la talla de John J.MateseDaniel P. WhitmireLorenzo Iorio y Rodney Gomes, apuntan a la presencia casi necesaria de uno de estos cuerpos celestes para darle una explicación a lo que ocurre en el denominado “acantilado de Kuiper”. Y el catálogo de posibilidades resultante se muestra bastante amplio y no deja de crecer día a día a medida que se incrementan las variables utilizadas en los cálculos, pues dicho objeto podría ser desde un pequeño planeta idéntico a Marte, hasta un gigante gaseoso tipo Júpiter o incluso una enana marrón; todo iría en la función de la distancia a la que se encontrara situado este cuerpo escurridizo que se resiste a volver el rostro desde los oscuros confines del sistema solar.

Pero vayamos por partes; el Cinturón de Kuiperes una región con forma discoidal situada más allá de Neptuno, más o menos entre las 30 y 100 UA de distancia desde el Sol, que además, contiene infinitud de pequeños cuerpos helados. Se piensa que se trata de la fuente de los cometas de periodo corto. Parece ser que en ocasiones, la órbita de alguno de estos objetos se ve perturbada por diversas interacciones, presumiblemente de los grandes planetas gaseosos, y sucede que se descuelgan de su emplazamiento habitual. Así pues su futuro más probable pasa por tener un encuentro cercano con Neptuno, el cual terminará por expulsarlo del sistema solar o por el contrario lo enviará hacia la parte interna del mismo.

cinturón de kuiper y nube de oortVista del Sistema Solar rodeado por el cinturón de Kuiper con disposición discoidal y la nube de oort de forma esférica, o lo que es lo mismo, nuestra geografía cósmica más próxima.

Asimismo resulta cuanto menos desconcertante otro evento que tiene lugar en esta zona tan peculiar. Su parte más alejada recibe el nombre de acantilado de Kuiper. Y los astrofísicos han elegido esta curiosa denominación precisamente porque allí la densidad de objetos del cinturón decrece drásticamente, cae en picado, y esta incógnita sigue provocado verdaderos quebraderos de cabeza en el presente. Una de las explicaciones más lógicas para justificar este extraño comportamiento no sería otra que la existencia de un planeta con una masa suficientemente grande como para atraer y sacar con su propia gravedad a todos esos objetos de su órbita, quedando claro así el porqué de esta especie de vacío. En pocas palabras, la causa principal equivaldría a una versión postrera de Planeta X.

Esta es la hipótesis más probable para Rodney Gomes, astrónomo del Observatorio Nacional de Brasil, en Río de Janeiro, que también señalaba que el planeta advertido podría emplazarse lo suficientemente lejos como para no ser detectado, aunque esas alteraciones de los objetos del cinturón de Kuiper prácticamente delatan su presencia en alguna parte. Y es que al menos, seis cuerpos importantes del propio cinturón que ha estudiado pacientemente en el que se incluiría el distante Sedna, se encuentran en posiciones y circunstancias muy exóticascomparadas con dónde deberían estar según los modelos existentes. Gomes presentó su descubrimiento el pasado 15 de mayo de 2012 en una reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Oregón (Estados Unidos). Para su estudio, analizó y examinó incansablemente ni más ni menos que las órbitas de 92 de estos cuerpos, comparando los resultados con multitud de simulaciones realizadas por ordenador de cómo tendrían que estar distribuidos dichos objetos, con o sin el nuevo astro. Mas al final, sin él de por medio, el resultado de las simulaciones no producían ni de lejos, las órbitas tan alargadas como las observadas en los seis afectados. Para Rodney no queda claro la dimensión exacta del cuerpo celeste pero, desde luego, localizarlo resultará todo un reto, pues podría estar prácticamente en cualquier lugar ahí afuera.

Un nuevo modelo de sistema solar

posible sistema solar con planeta nibiru incluidoEste sería un hipotético modelo de Sistema Solar donde encontraríamos al planeta Nibiru orbitando a una enana marrón u otro cuerpo planetario (planeta x y planeta y, por descubrir), y ambos orbitando a Sol conjuntamente en la distancia. De forma que, este planeta X (seguramente un gran objeto helado) pudiera resultar visible desde la Tierra en su punto de máxima aproximación.

Teniendo en cuenta los flamantes descubrimientos astronómicos como el de Kepler 63b y las no menos recientes hipótesis acerca de astros por descubrir en el sistema solar tipo Tyche o Némesis de los últimos años, qué duda cabe que la figura de Nibiru ha superado de buen grado el estatus de factible; pero nunca bajo la jurisdicción de los dictados de Sitchin. Necesitaría de algunos arreglos y matices que encajarían a la perfección dentro de las posibilidades que ofrece la ciencia y que, por otra parte, también estarían de acuerdo con el legado astronómico sumerio.

En conclusión, dentro de este fresco decorado de lo más vanguardista que ofrecen los elementos de juicio expuestos, no sería nada raro que al final formáramos parte de un sistema estelar binario -entre otras posibilidades- del que todavía se desconoce la identidad de la compañera de fatigas del astro rey. Lo digo en femenino porque uno de los más firmes candidatos a tal certamen resultaría una estrella tipo enana marrón, que escoltara al Sol en la distancia. Justamente aquí, en este escenario, es donde un planeta como Nibiru hallaría su lugar bien asentado.

Y es que siendo un planeta Nibiru y comportándose como tal, del mismo modo que Kepler 63bpodría estar orbitando en sentido perpendicular a la citada y supuesta socia del Sol u otro cuerpo planetario, también desconocido por el momento. De esta manera no incumpliría las leyes fundamentales de la astrofísica a la vez que resultase un componente inaudito dentro de la vasta matriz del sistema solar.

Seguramente será pronto para sacar conclusiones definitivas pero los próximos años prometen ser muy interesantes al respecto. Sobre todo porque, aunque explorar el cosmos en persecución de un astro del que nada o apenas se sabe de su auténtica ubicación es como buscar una aguja en un pajar y además de color transparente, pues, la puerta sigue abierta a futuros encuentros con mundos ocultos como Nibiru residentes en las tenebrosas profundidades de nuestro sistema solar. Y es que el planeta Nibiru parece estar más cerca cada día.

Por Samuel García Barrajón

Fuente:

http://www.investigacionymisterio.com/se-confirma-orbita-del-planeta-nibiru/#comment-154


libro NibiruPara saber más sobre el nibiru sumerio y contrastado con el legado astronómico de otros pueblos antiguos como el egipcio, el dogón, la maná, etc., recomiendo la siguiente obra de mi autoría: “NIBIRU. Si no existe habrá que inventarlo” por Samuel García Barrajón, SAM, Palibrio 2012. Un itinerario apasionante que no deja a nadie indiferente”. Ya a la venta en Casadellibro:

logo casadellibro

http://www.casadellibro.com/libro-nibiru-si-no-existe-habra-que-inventarlo/9781463324957/2261769

Categorías: NIBIRU, Uncategorized, ZECHARIA SITCHIN | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: