Publicaciones etiquetadas con: Diego Rivera

LOS MEXICANOS Y LA MUERTE 2, LA CATRINA Y JOSÉ GUADALUPE POSADA

LA CATRINA GARBANCERA

 

Posada2.Catrina

Posada2.Catrina

Viene de:

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2014/09/24/dia-de-muertos-los-aztecas-y-la-muerte-sus-rituales-mictlan/

José-Guadalupe-Posada-Exposiciones-2013-en-México

José-Guadalupe-Posada-Exposiciones-2013-en-México

Para el mexicanoheredero de las culturas prehispánicas que antes de la imposición del cristianismo estaban libres del terror del infierno, la muerte no es la negación de la vida, sino una parte complementaria de ella, algo necesario para que la energía vital vuelva a renacer con más fuerza, en el ciclo eterno de vida-muerte-vida.

Catrina Jose Guadalupe Posada

Catrina Jose Guadalupe Posada

Según  la reflexión de Octavio Paz sobre la muerte en la cultura mexicana, el mexicano tiene con la muerte un trato familiar, juega con ella en marionetas o entierritos de cuyo ataúd sale un alegre cadáver con la botella en la manose la come en calaveras de azúcar que llevan su nombre en la frente o en el pan de muertos; se regocija con “las calaveras” que en verso comentan satíricamente las actividades de personajes conocidos, en el supuesto momento de su muerte.

Catrina batalla

Catrina batalla

LA MUERTE EN MÉXICO, LA CATRINA Y JOSÉ GUADALUPE POSADA

Jos-Guadalupe-Posada-calaveras-

Jos-Guadalupe-Posada-calaveras-

 

“La Catrina del Maestro José Guadalupe Posada, tiene la finalidad de ejemplificar el sentido dramático pero irónico con el que representó a la muerte, característica siempre presente en la cultura mexicana”.

posada_jose_guadalupe_calavera revolucion

posada_jose_guadalupe_calavera revolucion

Aquí podemos ver la imagen de La catrina, que Diego Rivera también representó.

Catrina Garbancera _Diego_Rivera

Catrina Garbancera
_Diego_Rivera

 

“Posada fue un excelente grabador en metal, en su fructífera vida creadora fue perseguido y atacado, debido a que siempre enfatizó su temática haciendo crítica y denuncia de atrocidades e injusticias cometidas por los regímenes que gobernaban el país.

Calavera_Oaxaqueña

Calavera_Oaxaqueña

Se considera que dejó una obra aproximada de veinte mil grabados. La gran mayoría de ellos los realizó gracias al trabajo conjunto que emprendió con el también célebre impresor Antonio Vanegas Arroyo, sería casi imposible concebir el trabajo de uno sin el otro.

José Guadalupe Posada es sin duda uno de los personajes emblemáticos del arte mexicano. La producción de Posada, libre hasta de la sombra de una imitación, tiene un acento mexicano puro.

calavera of Don Quijote

calavera of Don Quijote

Analizando la labor de Posada, puede realizarse el análisis completo de la vida social del pueblo de México.

jose-posada-catrina bailando

jose-posada-catrina bailando

Posada: la muerte que se volvió calavera, que pelea, se emborracha, llora y baila.

posadas56_1 Catrina en bicicleta

posadas56_1 Catrina en bicicleta

La muerte familiar, la muerte que se transforma en figura de cartón articulada y que se mueve tirando de un cordón.

Calaveritas de azucar

Calaveritas de azucar

La muerte como calavera de azúcar, la muerte para engolosinar a los niños, mientras los grandes pelean y caen fusilados, o ahorcados penden de una cuerda.

3_Calavera_de_la_Adelita_(soldadera)

3_Calavera_de_la_Adelita_(soldadera)

La muerte parrandera que baila en los fandangos y nos acompaña a llorar el hueso en los cementerios, comiendo mole o bebiendo pulque junto a las tumbas de nuestros difuntos.

posada-jose-guadalupe-gran-calavera-electrica

posada-jose-guadalupe-gran-calavera-electrica

La muerte que es, en todo caso, un excelente tema para producir masas contrastadas de blanco y negro, magistral utilización de los huesos mondos.

Guadalupe-Posada-El-nacimiento-de-venus

Guadalupe-Posada-El-nacimiento-de-venus

Todos son calaveras, desde los gatos y garbanceras, hasta Don Porfirio y Zapata, pasando por todos los rancheros, artesanos y catrines, sin olvidar a los obreros, campesinos y hasta los gachupines” .

Catrina soldado

Catrina soldado

Extracto del Articulo, JOSÉ GUADALUPE POSADA, escrito por el Maestro Diego Rivera.

***

Noche de muertos en panteon

Noche de muertos en panteon

El Día de Muertos el mexicano celebra con sus parientes fallecidos en el panteón y/o en su casa, invitándoles manjares y compartiendo con ellos el pan y la sal.

Ofrenda del dia de muertos alimentos 1

Ofrenda del dia de muertos alimentos 1

De esa manera festejamos en México el Día de Muertos.

Fuentes:

http://serunserdeluz.wordpress.com/2013/10/23/dia-de-muertos-ofrendas-y-ritos-funerarios-aztecas-camino-al-mictlan-2/

Los tour´s del centro historico de la ciudad de méxico

Una exposición de los trabajos de José Guadalupe Posada en España:

http://gorriondeasfalto.com/2014/09/23/fantasias-calaveras-y-vida-cotidiana/comment-page-1/#comment-1043

***

¿Te gustó este post? Ponme un comentario y/o un “me gusta” eso me alienta a seguir publicando, es la única recompensa que recibo: el agrado de mis lectores; y si piensas que en verdad vale la pena,

¡COMPÁRTELO!

Sígueme en Twitter

Seguir a @serunserdeluz

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Puedes copiar y publicar este artículo, siempre y cuando no lo uses con fines comerciales, no lo modifiques, no quites el © ni este último párrafo que le sigue, enlaces incluidos.

También visítame en

http://serunserdeluz.wordpress.com/

https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/about/

http://aquevineadondevoy.wordpress.com/

__________________________

 

__________________________

Categorías: ANTROPOLOGÍA, ARTE, DÍA DE MUERTOS, MEXICO, MURALISTAS, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

Mural de la Biblioteca Central de la Ciudad Universitaria

JUAN O’GORMAN

Mural Biblioteca Central CU Mexico Juan O Gorman

Mural Biblioteca Central CU Mexico Juan O Gorman

 
El arquitecto, pintor y muralista mexicano Juan O’Gorman es uno de los grandes muralistas de México, junto con Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

Juan O’Gorman (Coyoacán, 1905 – 1982) Pintor mexicano. Contemplado en muchos estudios como el último representante de la estirpe de los grandes muralistas mexicanos, que florecieron en la primera mitad del siglo XX, pueden rastrearse en su estilo las huellas del arte de Diego Rivera, del que algunos críticos le consideran sucesor directo.

Tal vez sea ésta una apreciación exagerada, pues, aunque es posible indiscutiblemente encontrar en la obra de O’Gorman algunas líneas referenciales, su pintura tiene, sin embargo, unas características personalísimas, un lenguaje propio en el que supo conciliar la minuciosidad del detalle con la más simbólica fantasía, para constituir una obra vasta y monumental.

Resultado (como tantos otros representantes del arte y la cultura mexicanos) de la fusión de dos culturas, del frío y estricto espíritu británico por parte de su padre y de la apasionada sangre mexicana de su familia materna, Juan O’Gorman mostró, ya en sus primeros años, aptitudes excepcionales para el dibujo y la pintura, que se pusieron de relieve en el círculo de su padre, Cecil Crawford O’Gorman, quien muy pronto se sintió orgulloso de poder contar con un hijo que le sucediera dignamente en sus actividades como arquitecto. Procuró pues, a partir de entonces, potenciar las aptitudes artísticas de su hijo poniéndole en contacto con los creadores plásticos que formaban su círculo de amistades, algunos de ellos consagrados; sin embargo, éstos no parecen haber tenido excesiva influencia en los primeros pasos del muchacho por el mundo de las artes.

Creación del mural

Juan O’Gorman dejó el testimonio de su creación más importante, la Biblioteca Central de la Ciudad Universitaria:

Desde el principio, tuve la idea de hacer mosaicos de piedras de colores en los muros ciegos de los acervos, con la técnica que ya tenía bien experimentada.

Con estos mosaicos la biblioteca sería diferente al resto de los edificios de la Ciudad Universitaria, y con esto se le dio carácter mexicano.

Cuando traté el asunto con el arquitecto Carlos Lazo (gerente de construcción del proyecto de la Ciudad Universitaria) se entusiasmó con la idea del recubrimiento de mosaicos de colores y me pidió que hiciera un proyecto. Dediqué dos días y sus noches casi sin dormir y comer, haciendo los primeros croquis, para tener las ideas someras de este mosaico enorme que debería recubrir los cuatro lados de la torre de acervos del edificio, que ya se había comenzado a construir y se terminaría aproximadamente en 1950.

Posteriormente, Carlos Lazo empezó a arrepentirse de haberme prometido hacer este grandioso mosaico, pero a súplicas mías, me permitió que se hiciera un ensayo en la parte baja de uno de los lados de los acervos para ver cómo resultaba visto sobre el edificio.

Finalmente aceptó la idea de hacer los mosaicos de piedra, siempre que el precio que yo cobrara fuera extremadamente bajo, porque no se había previsto presupuesto especial para este recubrimiento, que debería costar un poco más que con vitricota u otro tipo de material.

Ya sólo tenía entonces un problema, el de la localización de las piedras de colores. 
Claro está que para hacer los mosaicos era necesario obtener piedras de todos los colores posibles. Para ello emprendí viajes por toda la República Mexicana, después de haber consultado el caso con un viejo ingeniero de minas, amigo de mi padre, quien me indicó los lugares donde podría encontrarlas.

Visité muchos minerales y canteras para recoger muestras de cada uno de ellos, haciendo una colección integrada por aproximadamente 150 piedras de diferentes colores para seleccionar los que tuvieran mayor coloración posible.

En el estado de Guerrero encontré los amarillos, los rojos y los negros; varios colores verdes también los encontré en los estados de Guerrero y Guanajuato. En Hidalgo encontré piedras volcánicas de color violeta y dos calcedonias de color rosa.

Nunca logramos encontrar piedra de color azul, a pesar de que me habían indicado que podría encontrar este color en Zacatecas, en una mina o sitio llamado Pino Solo. Emprendí la expedición que requirió dos días, acompañado por guías y provisto de mulas, hasta dicho sitio lejano, atravesando el desierto de Zacatecas. Allí encontré efectivamente, una calcedonia azul.

Finalmente seleccioné diez colores con los cuales podían hacerse los mosaicos:

  • rojo Venecia,
  • amarillo Siena
  • dos rosas de diferente calidad, una casi color salmón y la otra con tendencia al color violeta
  • gris violáceo,
  • gris oscuro del Pedregal
  • obsidiana negra
  • calcedonia blanca
  • mármol blanco
  • dos tonos de verde
  • azul  (vidrio coloreado en trozos y después triturado como si se tratara de piedras), o bien, hecho en placas para usarlo como se utiliza en los mosaicos de vidrio.
O Gorman mural Biblioteca Central Ciudad Universitaria Mexico

O Gorman mural Biblioteca Central Ciudad Universitaria Mexico

Con la gama de colores antes descrita, con esta paleta por decirlo así, era posible hacer composiciones pictóricas al exterior de los edificios y tener la certeza de que mientras perduraran las piedras colocadas en el muro en forma de mosaico, perdurarían también los colores. Fue necesario recurrir a las piedras de colores naturales porque no hay en ninguna parte del mundo colores que puedan pintarse y que resistan la intemperie, los rayos solares, las lluvias y los cambios de temperatura.

 

Fuentes:

http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?f=53&t=9196&kb=true&p=99048

Internet

Categorías: ARTE, MEXICO, MURALISTAS, Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: